...CRISTIANDAD FUTURA.

Posición de la Iglesia Católica sobre Medjugorje

Declaración de Zagreb, firmada en 1991 por los obispos de la Conferencia Episcopal Yugoslava, hoy inexistente. Este documento es la posición oficial de la Iglesia Católica sobre Medjugorje, está vigente hasta que la Iglesia decida otra cosa:

"Los obispos, desde el mismo comienzo, han venido siguiendo los acontecimientos de Medjugorje a través del obispo de la diócesis (Mostar), la comisión de obispos y la comisión sobre Medjugorje, de la Conferencia de Obispos de Yugoslavia. Basándose en las investigaciones hasta ahora realizadas, no puede afirmarse que se esté tratando de apariciones sobrenaturales y revelaciones. Sin embargo, las numerosas reuniones de fieles que, desde diferentes partes del mundo, acuden a Medjugorje, inspirados tanto por motivos de fe como por otros varios, requieren la atención y el cuidado pastoral primeramente del obispo diocesano, y con él, también de los otros obispos, para que, en Medjugorje y en todo aquello que esté relacionado con ello, sea promovida una sana devoción a la bienaventurada Virgen María, de acuerdo con la enseñanza de la Iglesia.

Para este propósito, los obispos darán directrices litúrgico-pastorales apropiadas. Asimismo, a través de su comisión, continuarán manteniéndose cercanos, e investigando todo cuanto acontece en Medjugorje.

En Zadar, 10 de abril de 1991.

Los obispos de Yugoslavia".

----------------------------------------------------------------------

La Congregación para la Doctrina de la Fe, presidida en 1998 por el cardenal Joseph Ratzinger, envió una carta en mayo de 1998 a monseñor Gilbert Aubry, obispo de San Denis de la Reunión, en la que explicaba claramente la posición de dicha Congregación acerca de Medjugorje. Él recibió la carta el día 24 de junio, y el día 25 la envió a todos los sacerdotes y comunidades religiosas de su diócesis (circular núm. C003), para que supieran diferenciar lo que era la posición más reciente de Roma y la opinión personal del obispo de Mostar, mons. Ratko Peric, y para que si acaso fuera necesario, que se diera a conocer este caso a todos los fieles. Es la siguiente:

"Congregación para la Doctrina de la Fe

Ciudad del Vaticano, Palacio del Santo Oficio

Pr. núm. 154/81-06419 (trascripción del original).

28 de mayo de 1998

A Su Excelencia Monseñor Gilbert Aubry, Obispo de Saint-Denis de la Réunion

Su Excelencia, en su carta del 1 de enero de 1998, usted sometió a este Dicasterio diversas cuestiones concernientes a la posición de la Santa Sede y del obispo de Mostar con respecto a las así llamadas apariciones de Medjugorje, a las peregrinaciones privadas y al cuidado pastoral de los fieles que acuden a este lugar.

A este respecto -tomando en cuenta que me es imposible responder a cada una de las preguntas planteadas por Usted, Su Excelencia-, primeramente me gustaría precisar que no es habitual que la Santa Sede asuma, en primera instancia, una posición propia ante los supuestos eventos sobrenaturales. Este Dicasterio, por tanto, en lo que concierne a la autenticidad de las “apariciones”, simplemente se atiene a lo establecido por los obispos de la ex Yugoslavia en la Declaración de Zadar, el 10 de abril de 1991: “...sobre la base de las investigaciones hasta ahora realizadas, no es posible afirmar que se trate de apariciones y revelaciones sobrenaturales”. Después de la división de Yugoslavia en diversas naciones independientes, les correspondería actualmente a los miembros de la Conferencia Episcopal de Bosnia-Herzegovina, eventualmente, investigar de nuevo este caso y, en último caso, dar nuevas declaraciones. Con respecto a lo que declaró Su Excelencia, monseñor Peric, en una carta al secretario general de Familia Cristiana, en la cual él afirma: “Mi convicción y posición no es únicamente ‘non constat de supernaturalitate’, sino también ‘constat de non supernaturalitate’ de las apariciones y revelaciones de Medjugorje”, debe considerarse como una convicción personal del obispo de Mostar, quien, en tanto obispo local, ha tenido siempre el derecho de expresar lo que ha sido y permanece siendo su opinión personal.

En lo que concierne a las peregrinaciones de índole privada a Medjugorje, esta Congregación considera que están permitidas bajo la condición de que no se consideren como un reconocimiento de los eventos en curso, los cuales exigen aún una investigación de la Iglesia.

Con la esperanza de haber dado una respuesta satisfactoria al menos a las principales preguntas planteadas a este Dicasterio, le ruego, Excelencia, reciba la expresión de mis más profundos sentimientos de respeto".

En 2007, Tarcisio Bertone, en aquel entonces Secretario de Estado de la Santa Sede, reafirmó esta postura como la oficial de la Iglesia. Lo hizo en una entrevista personal realizada por el periodista experto en temática religiosa Giuseppe de Carli. La entrevista fue publicada en un libro titulado La última vidente de Fátima. Mis conversaciones con Sor Lucía. En las páginas de este libro encontramos una conversación sobre Medjugorje entre el periodista y el Secretario de Estado en la que el cardenal Bertone aclara:

“Las declaraciones del obispo de Mostar reflejan una opinión personal, no son el juicio oficial y definitivo de la Iglesia. Todo remite a la declaración de Zadar de los obispos de la ex Yugoslavia del 10 de abril de 1991, que deja la puerta abierta a futuras averiguaciones. La investigación debe, por lo tanto, seguir adelante. Mientras tanto, están permitidas las peregrinaciones privadas y que los fieles cuenten con acompañamiento pastoral. En definitiva, todos los peregrinos católicos pueden acudir a Medjugorje, lugar de culto mariano en el que es posible expresarse a través de todas las formas de la devoción”.

------------------------

El prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe recuerda en 2013 que su Congregación está investigando ciertos aspectos doctrinales y disciplinares del fenómeno de Medjugorje y que todos deben aceptar la declaración de 10 de abril de 1991 de los obispos de Yugoslavia de que en base a las investigaciones realizadas no es posible afirmar que hubo apariciones o revelaciones sobrenaturales

ReL 6.11.2013

El nuncio de la Santa Sede en Estados Unidos, Carlo Maria Viganò, ha dirigido una carta al secretario de la conferencia episcopal estadounidense, Ronny Jenkins, "a petición de S.E.R. Gerhard Ludwig Müller, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe". En ella cual plantea una serie de consideraciones sobre Medjugorje de las cuales pide informe a todos los obispos del país "tan pronto como sea posible" para "evitar escándalo y confusión".

Transcribimos a continuación el texto íntegro de la carta y reproducimos el original, tomado de la que parece ser la fuente originaria,
Spirit Daily. Dicho portal da cuenta de la cancelación de dos conferencias de Ivan Dragicevic, uno de los videntes de Medjugorje, en las diócesis de Boston y Providence, previstas para los días 26 y 27 de octubre.

Texto íntegro de la carta de monseñor Viganò a monseñor Jenkins, de fecha 21 de octubre de 2013

Reverendo monseñor Jenkins:

Escribo a petición de Su Excelencia Reverendísima Gerhard Ludwig Müller, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, quien pide que los obispos de Estados Unidos sean advertidos, una vez más, de lo siguiente (cfr. mi carta de 27 de febrero de 2013, con el mismo número de protocolo). Su Excelencia desea pues que se informe a los obispos de que uno de los denominados videntes de Medjugorje, el Sr. Ivan Dragicevic, está previsto que intervenga en algunas parroquias del país, durante las cuales presentará el fenómeno de Medjugorje. Es más, se anticipa que el Sr. Dragicevic recibirá "apariciones" durante las intervenciones previstas.

Como usted conoce bien, la Congregación para la Doctrina de la Fe está investigando ciertos aspectos doctrinales y disciplinares del fenómeno de Medjugorje. Por esta razón, la Congregación ha afirmado que, en lo que se refiere a la credibilidad de dichas "apariciones", todos deben aceptar la declaración de 10 de abril de 1991 de los obispos de la antigua República de Yugoslavia, la cual afirma: "En base a las investigaciones realizadas, no es posible afirmar que hubo apariciones o revelaciones sobrenaturales". Se deduce, por consiguiente, que no le está permitido al clero ni a los fieles participar en encuentros, conferencias o actos públicos durante los cuales se dé por cierta la credibilidad de tales "apariciones".

Por tanto, y en orden a evitar escándalo y confusión, el arzobispo Müller pide que los obispos sean informados de este asunto tan pronto como sea posible.

Aprovecho esta oportunidad para presentarle mis sentimientos de la más profunda estima.

Queda sinceramente suyo en Cristo,
Carlo Maria Viganò

------------------------------

La Santa Sede crea en marzo de 2010 una comisión de investigación sobre Medjugorje

La comisión de la Santa Sede que investiga los hechos de Medjugorje desde 2010

-------------------------------

Normas de la parroquia de Medjugorje en 2009

------------------------------

Entrevista al Obispo Ratko Peric, de Mostar-Duvno después de su visita ad limina al Papa Benedicto XVI del 23 al 28 de Febrero de 2006

Boletín Diocesano “Crkva na kamenu” (“La Iglesia en la Roca”), boletín pastoral mensual de la diócesis de Mostar-Duvno y Trebinje-Mrkan, nº 4/2006, pp. 22-24, entrevista al Obispo Ratko Peric, de Mostar-Duvno después de su “visitatio Ad Limina” al Papa Benedicto XVI (23 al 28 de Febrero de 2006).

Cnak: Algunos diarios han escrito que este Papa visitó Medjugorje de incógnito cuando era Cardenal y que está proyectando reconocer a Medjugorje como un santuario, etc. ¿Qué sabe usted sobre este tópico?

--Yo he escrito y hablado con el Santo Padre sobre esto. Él sólo rió sorprendido. Con relación a los eventos de Medjugorje nuestra posición es bien conocida: no existe la menor prueba que estos sucesos se refieran a apariciones o revelaciones sobrenaturales. En consecuencia, desde la perspectiva de la Iglesia no se permiten peregrinaciones que atribuyan cualquier autenticidad a estas pretendidas apariciones. El Santo Padre me dijo: nosotros en la Congregación siempre nos preguntamos, ¿cómo puede algún creyente aceptar como auténticas apariciones que ocurren todos los días y por tantos años? Yo le respondí: todos los días, Santo Padre, desde una en Boston hasta otra cerca de Milán y otra en Krehin Gradac (Herzegovina), y todo bajo el protocolo de “apariciones de Medjugorje”. ¡Hasta ahora ha habido alrededor de 35.000 “apariciones” y no hay final a la vista!
El Papa continuó: la anterior Conferencia de Obispos de la ex Yugoslavia dictó una Declaración de “non constat de supernaturalitate” (aunque la COY no usó esta fórmula específica sino la frase “De acuerdo a las investigaciones hechas hasta ahora, no se puede afirmar que estos acontecimientos se refieran a apariciones o revelaciones sobrenaturales”, que corresponde a la fórmula tradicional en estos asuntos). [pregunta del Papa:] La actual Conferencia de Obispos de Bosnia-Herzegovina o la Conferencia de Obispos de Croacia, ¿han ratificado aquella declaración? Yo le contesté: no ha habido una ratificación conjunta pero cada obispo cuando habla individualmente sobre este tema se refiere a la Declaración. Le agregué que yo fui enviado a Mostar en 1992 y que estuve siguiendo los sucesos desde el principio y que desde la última declaración de los Obispos en 1991 hasta ahora no ha cambiado nada significante, no ha aparecido nada nuevo, ni han ocurrido ningunos nuevos elementos que pudieran cambiar el significado de los hechos.
En mi opinión, de los numerosos hechos locales resulta evidente que estos eventos pueden ser definidos no sólo como “non constat de supernaturalitate”, es decir, no es cierto que estos eventos se refieran a apariciones sobrenaturales, sino que, por lo contrario, “constat de non supernaturalitate”, es decir, es cierto que estos eventos no se refieran a apariciones sobrenaturales. Los numerosos mensajes absurdos, insinceridades, falsedades y desobediencias asociados con los eventos y “apariciones” de Medjugorje desde el mismo principio, todos desaprueban las reclamaciones de autenticidad. Se ha hecho mucha presión a través de insistentes apelaciones para forzar el reconocimiento de la autenticidad de estas revelaciones privadas, pero no a través de argumentos convincentes basados en la verdad sino de autoelogios de conversiones personales y afirmaciones como “uno se siente bien”. ¿Cómo puede ser jamás tomado esto como prueba de autenticidad de las apariciones?

Finalmente, el Santo Padre dijo: nosotros en la Congregación estimábamos que los sacerdotes deben estar al servicio de aquellos fieles que procuran la Confesión y la Comunión, “dejando aparte la cuestión de la autenticidad de las apariciones”.

Entrevista al Obispo Ratko Peric, de Mostar-Duvno después de su visita ad limina al Papa Benedicto XVI del 23 al 28 de Febrero de 2006 (Leer más)

----------------------------------------

El obispo Peric polemiza con el cardenal Schönborn sobre Medjugorje

El cardenal Schönborn habla de Medjugorje en 2010

-------------------------

La Virgen de Civitavecchia es una imagen de la Virgen de Medjugorie que llora sangre

Juan Pablo II veneró en junio 1995 la imagen de la Virgen de Civitavecchia proveniente de Medjugorje que había llorado sangre en 14 ocasiones

El beato Juan Pablo II y Medjugorje

Testimonios y presencias de Cardenales y Obispos en relación a Medjugorje

De Schönborn, el Fenómeno, y el hombre del momento

--------------------------------------

Aclaración del cardenal Ratzinger sobre las revelaciones privadas y su lugar teológico en 2000

--------------------------------------

Un intento de interpretación del tercer secreto de Fátima por Ratzinger en 2000

-----------------------------------------------

La gracia de Medjugorje