Primero de Bachillerato

HISTORIA DE ESPAÑA
HISTORIA UNIVERSAL

EL ANTIGUO RÉGIMEN Y SUS CRISIS

EL DESPOTISMO ILUSTRADO

Es la culminación de la monarquía absoluta cuando los ilustrados son dueños del poder del Antiguo Régimen en la segunda mitad del XVIII.
Su objetivo dicen que es "hacer a los individuos virtuosos y a los pueblos felices", desligándoles de sus tradiciones populares a las que los ilustrados llaman supersticiones, especialmente a la religión católica. Porque es el sistema político absolutista que corresponde a
la Ilustración, que a su vez se basa en la creencia supersticiosa de que la educación en el saber racionalista, separado de lo sobrenatural, lleva a la virtud y a la felicidad y por eso hay que imponerlo al pueblo desde el poder de la monarquía absoluta.
El lema que resume lo que es el despotismo ilustrado es "todo para el pueblo, pero sin el pueblo".
Como racionalista que es, la Ilustración, es un intento de revolución con orden, en este caso mediante la educación y multitud de proyectos económicos, manteniendo las riendas del poder. Pero les estalla la revolución liberal, que procede de
la Ilustración por vía de ruptura. Las ideas de los ilustrados, los autodenominados filósofos, causaron la crisis de la monarquía en cuyo nombre actuaban. La crítica de Cevallos a la Ilustración la mostraba como crimen de Estado, además de falsa filosofía.
Pretenden que el pueblo crea que será llevado a la virtud y a la felicidad al margen de la religión y gracias a la educación y a los proyectos económicos de los ilustrados bajo el poder absoluto de la corona que ellos ejercen.
Las
Sociedades Económicas de Amigos del País fueron los núcleos de las oligarquías ilustradas de las ciudades españolas.
Los proyectos de los ilustrados los realizarán los liberales, la nueva generación formada en las ideas inculcadas por los ilustrados, pero que descubren que pueden ejercer un poder aún más absoluto en nombre del Pueblo, que en nombre del rey. Se beneficia la alta sociedad oligárquica en ambas situaciones.

Sin duda, se suele repetir la definición que dio Lincoln de democracia, Gobierno del pueblo, para el pueblo, por el pueblo, bajo Dios, como una contraposición a la definición de despotismo ilustrado, todo para el pueblo, pero sin el pueblo; aunque se suele omitir lo que le antepuso Lincoln, "bajo Dios" (under God), a su fórmula de gobierno democrático. Esta omisión, cuando es consciente, deriva de la misma mentalidad ilustrada a la que aparentemente se contrapone. Convierte la democracia en democracia liberal y mantiene y aumenta en el Estado el mismo carácter de poder absoluto que avanza ya más en el despotismo ilustrado que en el despotismo a secas.

POLÍTICA DEL DESPOTISMO ILUSTRADO:

La fisiocracia (sistema económico de la Ilustración) propugna

La "reforma agraria", medidas en las que se manifiesta también la fisiocracia, en realidad antirreforma agraria, porque es en beneficio de los ricos contra los pobres.
(Se llama reforma agraria a la distribución de tierra entre los campesinos.
En la segunda mitad de la edad contemporánea, se denominará políticamente reforma agraria a la proclamación de que se reivindica que la propiedad de la tierra debe pasar a ser de los que la trabajan y no de propietarios que no la cultiven directamente. La fórmula propagandística llamada la reforma agraria será "la tierra para el que la trabaja". Así se buscará en la época de la segunda revolución de la edad contemporánea que los campesinos se dejen acaudillar por revolucionarios que los utilizan como carne de cañón para llegar ellos al poder). Medidas que se toman en este sentido por ejemplo en España
:

------------------------------

EL MERCANTILISMO

Sistema económico intervencionista (porque el Estado interviene en la economía) y proteccionista (porque interviene, en particular, poniendo barreras aduaneras a las importaciones para proteger la producción nacional de la competencia de los productos extranjeros) con el objetivo de aumentar el poder del Estado, y en particular las reservas de oro y plata, desarrollado como un instrumento de la monarquía absoluta desde el XVII sobre todo por el Intendente Colbert en la Francia de Luis XIV (colbertismo) y continuado durante el XVIII.
La fisiocracia se contrapone al mercantilismo, pero los ilustrados y más aún los liberales, son intervencionistas y proteccionistas cuando les conviene.

Se podría considerar como premercantilismo, entre otras medidas de los Reyes Católicos, la reserva del mercado de las Indias para Castilla centralizado en la Casa de Contratación desde 1503. Pero no habrá una política económica mercantilista de España en las Indias, porque se permite e incluso se fomenta la producción de manufacturas en aquellos países hispanos, aunque hacen la competencia a las de la propia España, lo cual es considerado con sorpresa y crítica por historiadores y economistas extranjeros. En las Indias se fomentó, al mismo nivel que en España, no sólo el desarrollo económico, sino el cultural con la creación de Universidades, y el desarrollo social en general.

Una de las prácticas del mercantilismo, inexistente en España, es el llamado eufemísticamente "pacto colonial", como el llevado a cabo por Inglaterra, consistente en que las colonias son reducidas a producir exclusivamente materias primas y a venderlas a la metrópoli; ésta las elabora y las transforma en productos manufacturados, y las exporta a sus colonias sin competencia. Porque el "pacto colonial" empieza por prohibir la manufacturación en las colonias y, caso de que exista, como pasaba en la India, suprimirla previamente. Las colonias son mantenidas en el atraso económico, social y cultural mediante el mercantilismo. Las Leyes de Navegación adoptadas por Inglaterra entre 1651 y 1660 monopolizan el comercio de su imperio en favor de la flota de su metrópoli y serán un poderosísimo medio de conseguir la hegemonía naval y el dominio del mundo. Son medidas típicamente mercantilistas. Después Inglaterra, dueña del comercio y único país industrializado hasta mediados del XIX propugnará entonces el librecambismo para que los demás países bajen las barreras aduaneras con las que protegen su producción de la competencia de los productos industriales británicos con los que no pueden competir, y buscará penetrar en el mercado hispanoamericano y adueñarse de él. La liberalización del comercio con América implantada por los ilustrados españoles en 1778 y la supresión de la Casa de Contratación en 1790 servirá muy bien a sus propósitos. Pero Inglaterra sigue manteniendo el proteccionismo de los productos que son más caros de producir en ella, como el trigo, reservándose el mercado interno de su propio país, mediante las Leyes del Trigo, y mantiene su hegemonía naval mediante las Leyes de Navegación, hasta mediados del XIX. Hasta 1846 concretamente no se derogan las Leyes del Trigo y hasta 1849, las Leyes de Navegación.

HISTORIA DE ESPAÑA
HISTORIA UNIVERSAL

EL ANTIGUO RÉGIMEN Y SUS CRISIS